septiembre 28, 2017

Personas fisicas

Tu firma desafectada en tres simples pasos

I- Contacto para conocer tu caso II- Asesoramiento por escrito III- Desafectacion garantizada

Te ofrecemos

En nuestro asesoramiento y acompañamiento profesional encontraras las respuestas y beneficios que has estado deseando. Te brindamos conocimientos sólidos y vasta experiencia respaldada por una trayectoria profesional con 18 años de entrenamiento.

Nuestros valores son: la verdad y confiabilidad.

Tu caso y el de cada cliente necesitan un espacio de asesoramiento especializado y especifico, porque cada cliente y su caso son únicos y especiales;  los casos son muy diversos: pueden ser consultas por deudas impagas, deudas canceladas, deudas que  tenes derecho a no pagar, etc.

Por ello y en virtud de nuestra vasta experiencia  necesitas como primer paso para alcanzar tu liberación,   obtener asesoramiento, podes conocer mas y  acceder a este servicio a través de nuestros contactos por Skype, videoconferencia, tele seminario, webinarios, correos electrónicos, whatsapp y por supuesto también en forma personal en nuestras ofcinas fisicas

EL ORIGEN DE TU PROBLEMA

Existen bases de datos publicas y privadas,  que recolectan información crediticia relativa a los ciudadanos y que luego son utilizadas por las entidades bancarias, antes de otorgarte prestamos y otros productos financieros. Asimismo, las entidades bancarias también proveen dichas informaciones a estas bases de datos, produciéndose una retroalimentacion de información constante y periódica.

Estas informaciones comerciales que revelan nuestros “comportamientos crediticios”, son los que determinan la viabilidad de que puedas  obtener productos en el sistema financieros (prestamos, tarjetas de crédito, financiaciones, etc).

De esta forma, vos podrías tener un comportamiento financiero normal o con situaciones irregulares que poseen grados: 2,3,4, dependiendo de la cantidad de días que posee tu morosidad.

Pero también podrías tener tus deudas canceladas y regularizadas y aun así estar siendo perjudicado por tu antecedentes negativos en relación a un anterior comportamiento crediticio de morosidad  reciente o muy antiguo.